el poder del diseño grafico

El poder del diseño gráfico en tu Blog

Si crees que generando contenidos de forma regular vas a lograr lectores, estás en lo cierto; pero, ¿qué sucedería si también mejoraras el contenido visual de tu blog? Yo soy Carolina Limachi y hoy te hablaré sobre el poder del diseño gráfico en tu blog.

Estoy totalmente de acuerdo a que “el contenido es el rey”, pero, ¿qué es de un producto sin su packaging?, ¿qué es de un cuadro sin su marco?. Si sabes que tu contenido es bueno, es hora de pasar al siguiente nivel: su aspecto; ese plus que genera una apariencia profesional.

Antes de nada, tienes que saber que el diseño gráfico es usar la creatividad al servicio del contenido para generar emociones a través de impactos visuales.

Mucha gente tiene una idea muy limitada al respecto, déjame decirte que el diseño no son sólo dibujitos o hacer que algo sea más bonito; se trata de un recurso de marketing de gran utilidad.

A nadie le gusta asomarse a una habitación desordenada u oscura, ¿cierto?  La verdad es que el orden y la coherencia siempre nos resulta más agradable y estético.

El diseño gráfico como herramienta

Desde ya, tener un blog tiene muchos beneficios, así que si mantienes el tuyo bastante activo y compartes contenido frecuentemente, es necesario que este sea un espacio agradable de visitar.
Según los últimos estudios, una persona que llega por primera vez a un o blog tarda unos 15 segundos en decidir si se queda o se va. Pregúntate a ti mismo ¿qué es lo que te gustaría a ti visualizar en tan pocos segundos?
Lo cierto es que el diseño gráfico aplicado a un sitio web o blog, se preocupa principalmente por la experiencia de usuario (UX), de manera que la navegación sea intuitiva a la vez que se transmita una sensación de seguridad, profesionalidad, rigurosidad y preocupación por ofrecer lo mejor.
Por eso la importancia de cuidar todos los detalles que rodean al contenido que ofreces, desde la calidad de las imágenes, hasta la ubicación de cada elemento y el estilo que utilices en ellos. Este es uno de los secretos mejores guardados de los sitios web que poseen un tráfico de calidad y bajas tasas de rebote.

¿Cómo saber si tu blog cuenta con un buen diseño?

Previamente habíamos mencionado algunas pistas al respecto; sin embargo, me resulta muy interesante que hagamos un breve repaso a los 3 aspectos generales que, combinados con un trabajo profesional creativo, notarás el poder del diseño gráfico en tu blog:

La coherencia

El diseño gráfico debe ser coherente en todos los mensajes que lances a tu comunidad; debe permitir que se reconozcan las señas de identidad de tu blog. Por ejemplo, debe estar escrito con una tipografía determinada y en un tono de comunicación concreto.
En definitiva, cualquier persona que vea una de tus publicaciones (sea cual sea el canal)

El contenido

Los detalles técnicos son igualmente importantes. Un menú amigable, unos apartados bien diferenciados, unas llamadas a la acción reconocibles y unas imágenes ligeras con un estilo adaptado al público son, a grandes rasgos, las características más elementales de un buen diseño.
Recuerda que el cambio se hace para conseguir mejorar la conversión o para aumentar el tráfico o, simplemente, porque quieres mejorar tu reputación online de tu querido blog, al que tanto tiempo le has dedicado y al que le quieres dar un nuevo impulso.

La estructura

No se trata sólo de tener en cuenta los elementos gráficos que acompañan a los contenidos de tu blog, también es muy importante el organigrama interno y la estructura que le de de cara al usuario.

¿Diseño profesional o DIY?

Piensa en que lo importante es conseguir generar interés y que la primera impresión puede ser decisiva; dependiendo del caso, este puede ser favorable o lamentable. Ahora bien, ¿crees que hacer el diseño por tu cuenta genere una impresión inolvidable? o ¿crees que un profesional podría lograr este objetivo? Finalmente la última palabra la tienes tu.
Ten en cuenta que la mente humana asocia apenas unos segundos imagen y texto. Si intentas enviar un mensaje concreto, o vender un producto o servicio, envuelto en un diseño básico o anticuado, resulta evidente que ese cliente potencial pensará que lo que ofreces no es, precisamente, de buena calidad (a pesar de que así sea).
¿Cómo saber que ha llegado el momento de cambiar el diseño de tu blog?
Hazte estas preguntas
  • ¿Qué quieres conseguir con tu blog? ¿Cuáles son tus objetivos?
  • ¿Cómo se comportan los lectores de tu blog? ¿Envían comentarios? ¿Colaboran de alguna manera? ¿Responden en las redes sociales a tus propuestas?
  • ¿Cómo se va a afrontar el cambio de diseño? ¿A qué empresa o profesional le vas a confiar este trabajo? ¿Tienes en mente algún tipo de idea?
Considera lo siguiente
  • Necesitas contar con profesionales (un programador y un diseñador gráfico) que te garanticen un resultado de calidad.
  • Sería conveniente también contar con la ayuda de un experto en SEO que analice a la competencia y te ayude a mejorar el uso de palabras clave.
Es ahora o nunca
  • Aprovecha la etapa del año en la que tengas menos visitas o menos trabajo.
  • Mientras vas trabajando en el nuevo diseño, no dejes de actualizar el que ya tienes.
  • Redacta durante este periodo de espera artículos más sencillos y que te den menos trabajo.
Cambiar el diseño gráfico de tu sitio web o blog es un proceso gradual; no existen fórmulas mágicas para lograr un gran impacto en los usuarios, todo es un proceso de prueba y error.
¡Dime si ya pusiste en práctica estos consejos!

Comenta aquí